Tal y como viene siendo habitual en la última década, el sector logístico seguirá creciendo a lo largo de 2019.

De hecho, en 2018 representaba el 8% del PIB de nuestro país y la tendencia sigue al alza gracias al e-commerce y a la digitalización.

Ambos aspectos han transformado las estructuras del sector y han generado unas nuevas demandas y necesidades propias de un mercado cada vez más avanzado.

5 retos del presente para mirar al futuro

En los últimos años, nuestro país ha escalado posiciones en el ránking de desempeño logístico que mide bienalmente el Banco Mundial hasta situarse en la posición 23 sobre 160.

Sin embargo, este crecimiento imparable de la logística va acompañado de grandes retos que las organizaciones del sector deben asumir cuanto antes, entre ellos la robotización, la presencia en múltiples canales de distribución, la automatización total de muchos procesos, las nuevas forma de entrega o una formación y una gestión cada vez más especializada.

Pero de todos estos retos, el más importante no aparece en este listado y es común con otros sectores y mercados: se trata de la gestión de talento en el sentido más amplio, desde saber cómo seducir y atraer al talento hacia nuestra organización hasta desarrollar estrategias que faciliten la convivencia intergeneracional dentro de la empresa.

Desde Grup Montaner hemos identificado cinco grandes retos a los que el sector logístico deberá enfrentarse en los próximos años. Todos ellos se vinculan, de una u otra forma, con la gestión de talento.

Reto 1: atraer talento joven y con alto potencial

La fidelización de cada uno de los miembros de un equipo de trabajo es uno de los principales desafíos de las empresas de logística. Las organizaciones deben fomentar entornos que conecten con las personas y que les ofrezcan nuevas oportunidades de crecimiento.

Para ello deben incorporar líderes jóvenes capaces de “seducir” a los empleados anticipándose a sus necesidades y construyendo una base sólida, más productiva, que les acompañe durante todo el proceso de crecimiento del negocio.

Reto 2: adaptarse a los nuevos líderes

Al igual que ocurre en otros sectores empresariales, la logística debe enfrentarse al gran reto de establecer nuevos modelos de gestión que incorporen a talentos jóvenes.

Estos líderes quieren emprender y transformar el sistema generando nuevas oportunidades para el negocio, y las empresas del sector deben estar preparadas para cubrir sus demandas.

La flexibilidad, la movilidad o el trabajo en proyectos son algunas de las características de estos profesionales que cada vez tienen mayor presencia en las organizaciones.

Reto 3: frenar la fuga de talento

En los trabajos ligados a la cadena de suministro, la rotación de los empleados es excesivamente alta, situándose en un 29%. Esto quieren decir que al menos 1 de cada 4 trabajadores del sector logístico busca otro empleo.

Para frenar esta “fuga” masiva de profesionales, las empresas de logística deben implementar estrategias eficaces para atraer y mantener el talento dentro de la organización.

Promover la motivación, el desarrollo profesional y el crecimiento sostenido (seguimiento de cada uno de los empleados) son claves para evitar la tan temida fuga de talentos.

Reto 4: facilitar el cambio en las estrategias empresariales

La adaptación a las nuevas tendencias del comercio y a los nuevos clientes, el impulso de la digitalización, la flexibilidad laboral o el fomento de la intermodalidad entran con fuerza en las estrategias de negocio de la logística y el transporte.

Por lo tanto, cualquier estrategia de negocio, nueva o vieja, debe adaptarse a un nuevo escenario definido por el cambio tanto a corto como a medio plazo.

Reto 5: consolidar el e-commerce

El comercio electrónico presenta un crecimiento anual cercano al 20% anual y es uno de los elementos que mayores demandas aporta al sector de la logística.

Pero hay que ser positivo al respecto: los cambios derivados de la consolidación del e-commerce pueden convertirse, a su vez, en una nueva oportunidad de negocio.

Por eso ya no se trata únicamente de realizar un servicio determinado, hay que buscar soluciones creativas entendiendo el e-commerce como una especialización imperativa en nuestro presente con sus propias características, necesidades y beneficios.

Grup Montaner, comprometidos con la gestión del talento en el sector logístico

Conscientes de la necesidad de atraer, gestionar y promocionar el talento en el sector de la logística, Grup Montaner, holding de empresas expertas en la gestión de los recursos humanos, ha creado el primer Clúster Talento en el Sector Logístico.

Además de nuestro grupo, en este clúster participan algunos de los principales operadores del sector logístico (Districenter, Fundación Cares, Luís Simões, Naeko Logistics, Railsider, Sertrans y Transcoma).

Todos ellos suman una facturación total de  503.905.000 € y la gestión de 2.859 personas, de las cuales más de 1.900 son trabajadores directos.

¿Cuál es el objetivo de este conglomerado empresarial?

¿Qué ventajas supone para las empresas del sector?

El objetivo principal del primer Clúster Talento en el Sector Logístico es crear un “lobby” capaz de  promover las buenas prácticas en la gestión y dirección de personas en el sector, y establecer criterios relacionados con la formación y la promoción del talento interno en este área.

De hecho, uno de los motivos por los que se ha generado una asociación de estas características es que todas estas empresas que la componen consideran que debe realizarse un mayor seguimiento de las personas que trabajan en el sector logístico para identificar sus inquietudes reales y poder establecer un plan de desarrollo profesional con el que se sientan cómodos y motivados.

El desarrollo de un marco de seducción de talento y la posibilidad de transmitir una mirada más estratégica a la operativa diaria son otros de los retos que se convertirán en garantía para abordar el futuro del sector de la logística con éxito.