grup-montaner-covid-19

Como empresa familiar que somos, nuestra premisa fundamental desde que comenzaron las medidas del Gobierno frente al COVID-19 ha sido ‘cuidarnos’. Cuidar nuestros recursos, nuestra operativa y, sobre todo, a nuestras personas, que están en el centro de la estrategia de negocio.

Estamos ante una situación única, que genera mucha incertidumbre y comienza a hacer mella en la economía a escala mundial. Como empresa líder en recursos humanos, es básico poder ayudar a evitar esas inseguridades en nuestros equipos y en nuestros clientes. Para ello, el plan de acción lo hemos centrado en los siguientes pilares:

Contra el COVID-19, Riesgo 0

Por ‘riesgo 0’ en Grup Montaner entendemos dos variantes: por un lado, evitar cualquier riesgo que ponga en una situación incómoda a la compañía y nos impida poder ofrecer oportunidades a personas y empresas; por otro, asegurar que todos y cada uno de nuestros empleados y empleadas llegue sano y salvo a su casa cada día.

En el primer punto, como empresa de servicios que somos, estamos monitorizando en todo momento nuestra productividad y operativa para asegurar el máximo servicio y, en caso de que nuestros clientes cierren su actividad de forma temporal, poder ofrecer la mejor alternativa a nuestros empleados/as de trabajo temporal y outsourcing una vez se discontinúa dicho servicio con el cliente.

En el caso concreto de nuestro personal de servicios centrales y dirección, con el objetivo de evitar daños colaterales o decisiones que no sean del todo cómodas (como coger vacaciones durante los días del confinamiento, ir a un ERTE del 100% de la jornada, un ERE o desvinculaciones definitivas individuales), la medida adoptada ha sido la de reducciones parciales de jornada, quedando así todo el equipo en activo. El primer colectivo en aplicarse dicha medida ha sido el Comité de Dirección de la empresa, director general incluido.

En el segundo punto, somos expertos en sectores alimenticios, cárnicos e industriales, y hemos extremado los protocolos de seguridad e higiene que ya teníamos. Nuestro equipo propio de Prevención de Riesgos está monitorizando 24h nuestra operativa y a nuestros empleados/as. Hemos cerrado al público las oficinas; dotado de termómetros a los centros de trabajo con mediciones diarias; colgado carteles y enviado mensajes sobre higiene de manos y recomendaciones de salud, entre otros. Además, nuestros coordinadores/as de centro hacen seguimiento diario de los empleados/as antes de entrar a trabajar en sus turnos de producción para ver qué tal se encuentran.

Digitalización del servicio

Gracias al proceso de digitalización que iniciamos hace cuatro años, en Grup Montaner estamos preparados para seguir ofreciendo un servicio ‘top’ de forma digital. Como medida de seguridad, tanto la veintena de oficinas de Quality (nuestra línea de trabajo temporal) como nuestras oficinas centrales de Barcelona están cerradas y el 100% de la plantilla corporativa tiene opción de teletrabajo.

Tenemos a disposición de nuestros clientes la firma digital, video llamadas para reuniones y entrevistas con candidatos/as de los procesos de selección que gestionamos, área de cliente para su gestión documental, etc. Además, todos nuestros empleados/as y candidatos/as disponen de APP y área web de empleado/a desde donde hacer el registro horario y sus marcajes, consultar y descargar la nómina, firmar contratos y la documentación de prevención de riesgos. En este caso, como complemento, nuestra formación de riesgos está adaptada a más de cien idiomas y tiene formato en vídeo didáctico.

Las entrevistas en vídeo, de hecho, eran ya algo habitual en nuestra forma de trabajar, por lo que no estamos dejando de seleccionar perfiles operativos, mandos intermedios, técnicos y directivos en estos momentos. Además, nuestro equipo de consultores de Montaner&Asociados está disponible en todo momento para acompañamientos de gestión de crisis con nuestros clientes, pero también para formaciones online y workshops grupales.

Comunicación de ‘PERSONAS’ por encima de todo

En cualquier situación de cambio es fundamental establecer una dinámica fluida y transparente de comunicación. Y esta premisa aplica al director general, empleados, candidatos, clientes y proveedores. Desde Grup Montaner estamos informando de forma casi diaria a nuestros equipos sobre la afectación de nuestra operativa y facturación por el COVID-19. La mejor forma de entender las medidas adoptadas por la empresa es siendo comunicadas por el máximo responsable, al menos así es como entendemos que funciona una organización con valores como los nuestros. Nuestro director general está liderando la comunicación y el comité de crisis desde el inicio.

Así mismo, hemos orientado nuestras acciones de marketing y comunicación a informar a nuestros clientes sobre nuestras mejoras en la digitalización de los servicios y su monitorización constante, las vías de contacto y medidas de seguridad adoptadas. Pero no nos hemos olvidado del factor personal, por ello estamos desarrollando planes de acción especiales en comunicación interna, email marketing a clientes y redes sociales que buscan agradecer a nuestros ‘héroes’, ayudarles, entretenerlos y aconsejarles para poder desarrollarnos mejor personal y profesionalmente en este momento.

Pero, lo que nos hace diferentes es, sin duda, el entender que estamos tratando entre personas y ésta es una crisis que requiere del toque humano, más que nunca. Para ello, nuestros equipos comerciales están contactando de forma diaria con nuestros clientes para entender su realidad, ver de qué manera podemos ayudarlos… nuestros consultores/as están llamando a todos los empleados/as para saber su estado emocional y de salud y que pueden llegar bien a los centros de trabajo pese a las limitaciones de movilidad… y los directores de consultoría y selección están acompañando por teléfono y vídeo a los directores generales y de operaciones de las empresas para las que trabajamos, como asesores en todo momento.

Reorientación del producto

Al ser una empresa de servicios, estamos acostumbrados a adaptar todos nuestros productos a las necesidades del cliente, y en estos momentos debemos ser más flexibles que nunca. Entre los diversos sectores donde operamos, somos especialmente fuertes en la industria alimentaria, cárnica e higiene industrial. Nuestros clientes que operan en dichos sectores, de primera necesidad, están viviendo momentos de gran tensión en su operativa, con turnos dobles, aumento de producciones nunca vistas y equipos muy saturados. Para ellos, hemos orientado todos nuestros servicios para poder reforzar más aún el servicio mientras dure esta situación.

Monitorización 24/7

Todas las acciones descritas anteriormente precisan de una estrategia, un plan de acción y un seguimiento constante. En una situación como ésta, en Grup Montaner constituimos un comité de crisis que lleva reuniéndose cada día de forma puntual, fines de semana incluidos, para garantizar la seguridad de nuestras personas, nuestras operaciones y nuestros clientes. Un comité de crisis precisa de uno o dos líderes que dinamicen los turnos de intervención, marquen la agenda diaria y recojan en acta todo lo comentado. Es una herramienta de seguimiento y control, no de decisión. Los grupos de decisión trabajan en paralelo al comité de crisis con el objetivo de atacar diferentes frentes y activar los protocolos necesarios. En nuestro caso, el comité tiene varios subgrupos focalizados en operaciones, seguridad, seguimiento del cliente y comunicación.

Esta situación está siendo todo un reto a nivel mundial, pero como nuestra propia misión indica, somos especialistas en generar oportunidades de en éxito para las empresas de nuestros clientes y nuestras personas. Esta vez, no va a ser diferente.