En el trabajo, por lo general, son popularmente conocidos los riesgos físicos o ergonómicos. Pero más allá de éstos, se encuentran los denominados riesgos psicosociales, los cuales se centran en el estado mental y emocional, en definitiva la salud mental de los/las trabajadores/as dentro del ámbito de la seguridad y salud en el trabajo, capaces de influir en su bienestar y felicidad; pero también en el buen funcionamiento y productividad de las empresas.

Por supuesto, esto dependerá de cada actividad, sector, puesto de trabajo, tareas/funciones a desarrollar, ambiente laboral, entre otros.

Hasta hace bien poco, hablar sobre la salud mental parecía algo tabú en todos los escenarios, tanto a nivel personal como profesional, y es algo en lo que todos/as debemos poner el foco para ayudar a normalizarlo.

De hecho, esto está cambiando, en la nueva realidad marcada por la COVID-19, aumenta la importancia de la salud física, mental, relacional y, especialmente, la emocional, tanto en el ámbito personal como en el profesional, por ello, las empresas empiezan a tomar más conciencia de ello, dándole la importancia que merece el entorno laboral y el modo en que se organiza y se gestiona el trabajo, sabiendo su influencia directamente en la salud mental de los trabajadores/as.

Tenemos que entender que, tras estos dos duros años, trabajadores/as de todo el mundo han tenido que afrontar un panorama de incertidumbre generalizada, en el que su trabajo se ha visto claramente afectado. La mayoría han tenido que cambiar a marchas forzadas su forma de trabajar y, en el peor de los casos, han tenido que ser cesados de sus puestos de manera temporal o definitiva.

La carga de estrés ante esta situación, sumada a la hiperconectividad, que va ligada al trabajo en remoto y a la desaparición de barreras entre vida laboral y personal, han hecho que las empresas tomen conciencia de la importancia de la salud mental y muestren interés en preservar la de sus empleados/as.

Qué es la salud mental

Antes de entrar más en materia, veamos, de manera resumida, qué es esto de la salud mental.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), la salud mental es el estado de bienestar en el que una persona es capaz de desarrollar sus capacidades, afrontar el estrés normal de la vida, trabajar de forma productiva y contribuir en su comunidad.

Por lo tanto, podemos deducir que, cuando la salud mental se ve alterada, los/as empleados/as no desarrollarán sus tareas de una manera eficiente y productiva.

Y, aunque el trabajo suele contribuir al bienestar mental de las personas, también es la principal causa de problemas de salud mental, en concreto en Europa, los trastornos mentales, son el segundo problema de salud más común en el trabajo. Pues convivir en un entorno laboral negativo, puede llegar a afectarnos física, mental y emocionalmente.

La relevancia de prestarle atención a la salud mental de los/as trabajadores/as

Cuidar del bienestar mental de nuestro equipo, tiene varios objetivos, entre los cuales destacamos:

  • Garantizar un correcto desempeño de las tareas y, por lo tanto, de la consecución de los objetivos.
  • Estrechar relaciones con el equipo. Si nos preocupamos por la salud mental de nuestros colaboradores, fomentaremos una relación de confianza. Lo que, a su vez, se traduce en una mayor satisfacción por parte de estos.
  • Para evitar problemas de salud física, ya que una salud mental alterada puede derivar en estos. Por un lado, esto es así porque el bienestar psicológico y social pueden afectar directamente en las probabilidades de que una persona adopte conductas saludables y se cuide a sí mismo (dieta equilibrada y saludable, por ejemplo). Por otro lado, el estrés y la depresión provocan cambios fisiológicos (cambios metabólicos, endocrinos e inflamatorios), que propician la aparición de enfermedades.

En definitiva, cuidar la salud mental de los/as trabajadores/as es cuidar de su bienestar, lo que conlleva una disminución del absentismo laboral y, en consecuencia, un aumento de la productividad de la empresa.

¿Qué podemos hacer, a título personal, por nuestra salud mental?

10 TIPS PARA MEJORAR TU SALUD MENTAL

  1. Mantente activo

El ejercicio tiene múltiples beneficios para nuestro estado de salud general y, por lo tanto, también para nuestra salud mental.

  1. Descansa

Descansar entre 7 y 8 horas diarias, dependiendo de la persona (unas necesitamos más horas de sueño que otras para un descanso reparador), te permite cuidar tu salud. Mejora el rendimiento físico e intelectual y reduce la probabilidad de que aparezcan algunos problemas físicos y psicológicos.

  1. Come bien

Mantener una dieta saludable mantiene tu cuerpo sano, te hace sentir bien y por lo tanto aumenta tu bienestar.

  1. Haz vida social

El apoyo social, el contacto sano con personas que enriquecen, con personas con las que compartir momentos, además de mejorar tu bienestar, retrasa el deterioro de capacidades cognitivas como la memoria.

  1. Diviértete

Disfruta de esa actividad que te relaja, te anima, te ayuda a desconectar o a tomar perspectiva de las situaciones problemáticas.

  1. Gestiona tus pensamientos

Gestionar adecuadamente las preocupaciones excesivas y continuas, y los pensamientos negativos puede ayudarte a mantener una buena salud mental.

  1. Comunícate

Mantener una comunicación eficaz, comprensiva, de manera sencilla y clara, directa, escuchando activamente mejora sin duda la relación con el otro y, por tanto, el bienestar.

  1. Relájate

Cuando disfrutas de momentos calmados y respiras de forma adecuada tu mente se relaja. Entonces las tensiones que puedes estar experimentando y el estrés disminuyen.

  1. Ponte objetivos

Es importante que sean metas realizables a corto plazo al principio, por ejemplo, beber un vaso de agua todos los días al levantarte.

  1. Busca ayuda

A veces es complicado poner en práctica estos consejos. Las situaciones, el entorno o las habilidades personales pueden dificultar el deseo y la intención de cuidar la salud mental. Por ello puedes recurrir a un profesional que te guie y aconseje de forma personalizada.

Por otro lado, una empresa que cuida la salud y el bienestar mental de sus trabajadores/as estará bien valorada por estos mismos, pero también será un imán para nuevas posibles incorporaciones. Hoy en día, son cada vez más las personas que valoran la inclusión de programas de salud y bienestar en las estrategias de gestión de talento de las empresas. Un dato que no debería sorprendernos, teniendo en cuenta todo lo que venimos hablando en este post.

Medidas para promover la salud mental en el ámbito laboral 

  1. Normalizar la salud mental en la empresa
  2. Detectar, debatir problemas y encontrar soluciones
  3. Reducir los factores de riesgo relacionados con el trabajo
  4. Fomentar programas de promoción de hábitos saludables
  5. Favorecer conductas positivas
  6. Implementar programas de ayuda psicológica

En Grup Montaner tenemos claros los beneficios que comporta cuidar del bienestar de nuestro equipo y, por eso, queremos ponerle el foco de atención. Sabemos que el capital más importante de la compañía son las personas y mantener su bienestar en el trabajo es una prioridad.