digitalizacion

Ante una sociedad cada vez más avanzada tecnológicamente, las empresas deben de adaptarse a los nuevos hábitos de consumo de sus clientes con urgencia. De ahí que las compañías se planteen, cada vez con más premura y precisión, iniciar su transformación digital no sólo de cara a la venta, la imagen o al trato con los clientes, sino también en relación a sus procesos internos.

Identificar las necesidades del usuario, replantear la oferta de servicios y productos, o generar una estrategia que dote a la compañía de una mayor efectividad en sus procesos son algunas de las fases de la digitalización de las empresas, un proceso que provocará cambios en la organización a todos los niveles (operativo, humano, cultural y tecnológico).

Digitalización de la empresa: un reto para empleados y empleadores

La evolución de la sociedad, el marco laboral actual, los nuevos hábitos de consumo y, sobre todo, un entorno cada vez más tecnológico, nos obligan a convivir en un mundo permanentemente conectado al online.

En este sentido, el desarrollo de habilidades digitales se ha convertido en un must be para cualquier perfil profesional, indistintamente de la edad y del sector en el que ejerza su nuevo puesto de trabajo. Y es que, cohabitar con las nuevas tecnologías y adaptarnos a ellas desde minuto 0 es lo que nos permite mantenernos activos y competentes a nivel laboral.

Para ello, es necesario que las empresas y sus trabajadores se familiaricen con metodologías tales como intranets y extranets o programas tipo SAT, Telegram o Slack, entre muchos otros.

Pero, ¿cómo podemos desarrollar un perfil más digital adecuado a este nuevo escenario de conectividad? O, dicho de otra forma, ¿cómo podemos familiarizarnos con las herramientas que permiten y facilitan la digitalización de las empresas?

Para adaptarnos al nuevo entorno digital debemos tener en cuenta tres aspectos imprescindibles:

  1. Debemos conocer todas las aplicaciones que utiliza la empresa para la gestión de recursos humanos. Entre estos recursos podemos enumerar notas de gasto, reporting de horas, solicitud de vacaciones o nóminas, etc.
  2. Debemos dominar las herramientas que la compañía pone a disposición del trabajador para llevar a cabo sus procesos interno. Esto implica dominar acciones del día a día que se realizan en el entorno digital como comunicarse con IT, abrir tickets de incidencias o saber solicitar información entre diferentes departamentos.
  3. Debemos adoptar las herramientas colaborativas de nuestra empresa en nuestro trabajo. O lo que es lo mismo, debemos conocer la relación entre departamentos u las herramientas y app permitidas por la organización, así como su funcionamiento, su normas de uso y su utilidad profesional en nuestro día a día. Este conocimiento se amplía a todas las herramientas que encajan dentro del marco digital (redes sociales corporativas, sistemas de carpetas compartidas, chats, etc.).

Cómo adaptarte a los procesos de digitalización de las empresas en tu trabajo

Iniciar un nuevo trabajo siempre es un reto que exige un periodo de adaptación. En materia digital, durante los primeros días en tu nuevo puesto, es interesante que aproveches para hacer una autoevaluación que te permita identificar, primero, tus pequeños logros en el ámbito digital y, segundo, tus áreas de mejora en este terreno.

De esta forma, pasada esta primera semana de trabajo, tendrás información suficiente para ponerte manos a la obra, pedir ayuda a tus compañeros o buscar feedback con tu responsable directo.

Por otra parte, debes tener en cuenta que cada entidad utiliza sus propias herramientas y mecanismos para desarrollar, de forma satisfactoria, su actividad profesional. En este sentido, el entorno digital no es una excepción. Por eso, es muy probable que en tu nuevo puesto te encuentres con herramientas digitales con las que no hayas trabajado anteriormente.

Nuestro consejo es que investigues si la empresa realiza formación sobre dichas herramientas y si esta formación está contemplada en el Induction Plan (Plan de Acogida). Si es así, no escatimes esfuerzos en conocer y adaptarte a todos los canales y vías de comunicación de la compañía. De esta forma, serás operativo y eficiente antes.

Esta formación en los procesos y herramientas de digitalización de las empresas también será beneficiosa para averiguar si hay apps que, aunque no se utilicen en la empresa directamente, están permitidas en la relación con compañeros, departamentos o clientes (por ejemplo, grupo de whatsapp).

Otro elemento que debes conocer desde el primer momento es la política de usabilidad de las herramientas digitales, ya que ésta depende de cada compañía. Generalmente, al iniciar los procesos de transformación y digitalización, las empresas ejecutan protocolos al respecto, así que es muy posible que la compañía disponga de manuales específicos o guías de presencia de los empleados en redes profesionales como Linkedin. También es cada vez más habitual que las empresas realicen acciones en redes en las que pueden participar los empleados directamente, o que ofrezca formación sobre estas herramientas y su aplicación en el entorno laboral.

Por último, crear una lista física y mental en la que poner de relieve todos los aspectos citados anteriormente te ayudará a adaptarte a los procesos de digitalización de la empresa desde el primer día y te permitirá asumir con garantías tu nuevo trabajo. ¿Estás preparado para asumir el reto?