RRHH & trabajo en remoto

El teletrabajo, trabajo a distancia o trabajo en remoto ha venido para quedarse. Ya hacía un tiempo que este concepto se hablaba en las empresas, pero su implementación se ha visto acelerada debido a los cambios que nos ha dejado la pandemia del Covid-19. 

La adaptación a este nuevo modelo de trabajo también ha tenido que ser rápida, pero aún hay trabajadores/as que no acaban de acostumbrarse. 

Por eso, en este post quiero arrojar un poco de luz a cómo puede el departamento de RRHH ayudar a implementar el trabajo en remoto de una manera más llevadera. 

 

Beneficios del trabajo en remoto

Para una implementación exitosa del trabajo en remoto es vital que los/as empleados/as entiendan el valor y los beneficios del mismo. 

Por eso, quiero hacer un repaso breve a las ventajas del trabajo en remoto para poder recordárselas a esos/as trabajadores/as que aún son reticentes a esta nueva modalidad. 

1. Una vez interiorizado y normalizado el teletrabajo, una de sus principales ventajas es que permite una buena conciliación entre la vida laboral y la personal. Para saber más, puedes dirigirte a este post en el que hablamos sobre el tema.  

2. También supone una reducción de desplazamientos de casa a la oficina y viceversa y, por lo tanto, un ahorro económico. 

3. Se produce un aumento del tiempo libre, ya que al no tener que desplazarse hasta la oficina, se gana tiempo.

4. Te da la posibilidad de trabajar desde cualquier sitio como, por ejemplo, una segunda residencia. Esto se dará siempre que la empresa lo contemple y según el modelo de trabajo en remoto que aplique.

5. Proporciona flexibilidad de horarios, sobre todo, de las horas de inicio y finalización de la jornada. De nuevo, esto dependerá del modelo de trabajo que se establezca en cada empresa.

6. Disminuye las interrupciones típicas que se dan cuando estas en la oficina (momento máquina de café) y por lo tanto permite distribuirte mejor la agenda.

No sólo es necesario destacar los beneficios, también es necesario transmitirlos de manera adecuada. Una vez destacados los beneficios, es importante saber transmitirlos al personal para que estén motivados a aplicar el teletrabajo con normalidad y éxito. 

 

¿Cómo puede el departamento de RRHH ayudar en la implementación del trabajo en remoto?

Desde RRHH hay varios puntos a tener en cuenta para apoyar el trabajo en remoto y establecer un modelo exitoso. 

A continuación, destaco los más relevantes te los enumero: 

Establecer las normas básicas de teletrabajo

Cómo en cualquier aspecto de la vida, desde RRHH se deben sentar las bases que marcarán el modus operandi del trabajo desde casa. Aunque no es un modelo rígido, ya que puede haber cambios, es básico establecer las reglas del juego, aquellas normas básicas necesarias. Por cierto, deben ser ecuánimes y lo más consensuadas posible. Por ejemplo: horarios, rotación (alternar trabajo desde casa con el trabajo en la oficina), turnos, vías de comunicación, reuniones, etc. 

Todo esto debe quedar claro desde el primer momento, aunque como te decía antes, puede que haya alteraciones a medida que se vaya viendo qué funciona y qué no. 

 

Proporcionar todas las herramientas necesarias para trabajar desde casa

Es decir, proporcionar toda la ayuda posible para que el/la trabajador/a pueda llevar a cabo su jornada con todas las facilidades. Es la empresa la que deberá asegurarse de que todos/as sus empleados/as dispongan del material de oficina necesario (sillas, ordenadores, etc.) para montar su home office

No olvidemos, que las condiciones económicas de todos los trabajadores/as, no son las mismas, así que creo interesante ofrecer ayudas económicas para pagar el teléfono e internet y asegurarnos así de que todos los trabajadores disponen de una conexión óptima para realizar el trabajo en remoto. 

Y, por último, es importante garantizar el soporte técnico para cualquier problema que pueda surgir. 

 

Proporcionar formación

Todos estos cambios supondrán la entrada a un nuevo mundo digital para muchos trabajadores/as. Por eso, es importante que nos aseguremos de proporcionar toda la formación necesaria para que puedan manejar las herramientas de manera correcta y eficiente. 

 

Crear un plan de comunicación regular

Con el objetivo de conseguir una comunicación constante y de confianza se tendrán que establecer las vías de comunicación disponibles y los horarios de las mismas. Chats, reuniones por videollamada, espacios de trabajo, etc., las opciones son muy diversas, deberás escoger las que mejor se adapten a las necesidades de la empresa y de sus empleados/as. 

Por otro lado, te aconsejo hacer encuestas a los trabajadores para evaluar el modelo de trabajo implementado y sus puntos a mejorar. Hacerlos partícipes ayudará a mantener la motivación y la confianza. 

 

Gestión del desempeño

Es decir, no dejar que la distancia desmotive a los/as trabajadores/as. Este puede ser uno de los mayores peligros del trabajo en remoto, mantén a tu equipo motivado y con actitud positiva. ¿Cómo? Mediante una comunicación individual con cada una de las personas que formen parte de la compañía de manera regular. Socializa con ellos/as, escúchalos/as…

 

Combatir el aislamiento

Muchos/as trabajadores/as pueden sentirse aislados con este modelo de trabajo, debido a la falta de contacto con sus compañeros/as. Por eso, la sociabilización entre los miembros del equipo sigue siendo fundamental, aunque sea en la distancia. Una manera de hacerlo son los ya conocidos cafés virtuales, mediante los cuales se proporciona un espacio de descanso y sociabilización a lo/as empleados/as para que sientan que siguen formando parte de un equipo. 

El clima laboral sigue siendo de vital importancia para obtener un buen rendimiento del equipo. 

Ejemplo de modelo de trabajo en remoto

En Grup Montaner llevamos desde el año pasado trabajando en un modelo de trabajo desde casa viable.

En este post te lo contamos con detalle, pero déjame hacer un breve resumen de en qué consiste por si puede servirle a tu empresa como modelo a seguir. 

El modelo se basa en un trabajo 4/1, es decir, 4 días desde casa y 1 en la oficina. De esta manera, los miembros de un mismo departamento coinciden en la oficina y pueden tener un contacto más cercano. El día de ir a la oficina no es siempre el mismo, se establece un turno rotativo entre los diferentes departamentos con el objetivo de poder socializar con diferentes personas y áreas. Pero, además, hay espacio de libre disposición para las personas que necesiten o quieran ir más de un día a la oficina. 

Por supuesto, se ha reducido la ocupación de las oficinas, siguiendo las normas de seguridad establecidas. 

Los horarios de inicio y fin de jornada desde casa son flexibles para conseguir una mejor conciliación con las necesidades individuales de cada trabajador/a. 

Para hacer un correcto seguimiento existe una reunión diaria con el comité formado por los directivos de cada departamento. Además de hacer encuestas y encuentros con los/as empleados/as para ver su grado de adaptación y satisfacción. 

Por último, también se han tenido en cuenta los encuentros online para promover la sociabilización entre todos los miembros del equipo y para mantener una comunicación transparente acerca de la situación de la empresa. Y dos que son exclusivamente lúdicos y participativos en los que participa todo Grup Montaner, equivalentes a la jornada de verano y de Navidad. 

Como puedes ver, hemos seguido todas las pautas que te comentaba más arriba. 

Los retos que promueve la nueva realidad y el teletrabajo son varios, pero son superables, con un buen plan, esfuerzo y motivación. 

¿Cómo es el modelo de trabajo en remoto en tu empresa? ¿Crees que hay algún aspecto que no habéis tenido en cuenta?