buenas-practicas-de-responsabilidad-social-corporativaEn Grup Montaner siempre hemos creído en el valor de potenciar acciones de Responsabilidad Social Corporativa (RSC). En este sentido, en las distintas líneas de negocio del grupo, buscamos siempre la forma de llevar a cabo proyectos que compartan y difundan nuestros valores, pero intentando que haya un retorno tangible en las personas.

¿Qué entendemos por RSC?

En global se entiende por RSC la contribución activa y voluntaria a la mejora social, económica y ambiental por parte de las empresas, generalmente con el objetivo de mejorar su situación competitiva, valorativa y su valor añadido.

En la organización, para lograr un entorno saludable, sano y fuerte, compartimos cualidades como la motivación, el trabajo en equipo, la humildad, la diversidad y el compromiso, y apostamos por la integración cultural y social. Velamos por la calidad del empleo y del entorno, y es por esto por lo que nos aseguramos de integrar y cumplir los siguientes aspectos:

Seguridad y salud en el trabajo

Queremos que todos los trabajadores, sean de la línea de negocio que sean, dispongan de formación, conozcan las medidas de seguridad específicas de su puesto, cuenten con las herramientas necesarias y el apoyo de nuestro Servicio Propio de Seguridad y Salud en el trabajo (PRL). El equipo del Área tiene por objetivo conseguir “CERO accidentes”.

Medio ambiente

Llevamos a cabo medidas para frenar el impacto en nuestras áreas de trabajo. Cumplimos con los requisitos legales, procuramos un ahorro energético y de materias primas, una reducción de residuos, realizamos estudio de impacto ambiental y se realizan procesos de reciclaje.

Vida saludable

Desde la organización fomentamos hábitos de vida saludables centrados en la alimentación y el deporte. Por ejemplo, nuestras oficinas disponen de fruta y agua fresca semanalmente. Además, patrocinamos varias ligas interempresas de fútbol, carreras donde compiten nuestros compañeros y anualmente, al equipo TITAN Quality, que disputa una de las pruebas más duras atravesando el desierto marroquí en bicicleta.

Código ético

Todos los empleados de Grup Montaner deben actuar en base a unas pautas básicas de respeto y compañerismo. Uno de los puntos importantes es el plan de igualdad, por lo que ofrecemos oportunidades sin importar cultura, sexo o nacionalidad, usamos una guía de lenguaje no sexista y tenemos protocolos contra el acoso sexual y laboral.

Como podemos ver en nuestro entorno, cada vez más el usuario o cliente se interesa en conocer el compromiso que tienen las empresas a las que sigue, con las que trabaja o a las que compra. A veces, compartir los valores de una organización y sentirse identificado con sus acciones son factores decisivos para serle fiel, en ocasiones, mucho más que el producto o servicio final que ofrece.

¿Qué acciones de RSC hemos desarrollado en Grup Montaner?

En nuestro caso, algunas de las acciones de Responsabilidad Social Corporativa que hemos llevado a cabo son las siguientes:

  • Contamos con un Centro propio de Manipulado en Santa Perpetua de Mogoda (Barcelona), en el que empleamos a trabajadores con un 33% de discapacidad física.
  • Hemos colaborado de forma pro-bono (gratuita) con entidades como Pallapupas, una organización centrada en mejorar la calidad de vida en los hospitales, o encargado producciones de marketing a la Fundación Portolà, una entidad sin ánimo de lucro que apoya la integración social y laboral de personas con discapacidad intelectual.
  • En 2018 Grup Montaner invirtió en el apadrinamiento escolar de tres niñas en Marruecos gracias a un proyecto solidario que se lleva a cabo desde ITRAN (Asociación de Amigos del Pueblo Marroquí), una ONG de cooperación y ayuda al desarrollo del pueblo marroquí que nació en Barcelona en 1999. Las niñas en ese país tienen un 20% menos de oportunidades de acceder a la enseñanza, sobre todo en el área rural, por eso y tras conocer esta necesidad, quisimos aportar nuestro grano de arena.
  • Proyecto TRM (Trabajador Relation Manager). Nuestro director general, Joan Montaner, se infiltró como empleado de trabajo temporal y outsourcing para conocer la experiencia de los trabajadores en distintos centros. Tras esta experiencia, se empieza el proyecto TRM, centrado en conocer mejor a los trabajadores de base, definir sus prioridades y crear un Plan de Bienvenida y Oportunidades. Para ponerlo en práctica, lanzamos una prueba piloto en nuestra plantilla de un centro concreto en el que durante 3 meses medimos el grado de satisfacción de los empleados y, para motivarles, propusimos un reto común en el que tenían que trabajar para mejorar la prevención de riesgos laborales, el orden, la limpieza del centro y la puntualidad. Gracias a esas mejoras, hemos instalado WIFI gratis en el comedor del centro para que los empleados puedan usarlo en sus descansos y, por ejemplo, comunicarse con sus familias, ya que muchos son extranjeros.

Para este 2019 tenemos diversos proyectos en marcha para seguir ofreciendo oportunidades de éxito a las personas y empresas.