Beneficios de trabajar con empresas de outsourcing

Las empresas de outsourcing se han convertido en clave en la transformación de las organizaciones facilitándoles metodología y soluciones profesionales en casos de necesidades puntuales o para adaptarse a nuevos ciclos de crecimiento.

El outsourcing, como práctica empresarial, lleva años desarrollándose en EEUU, y su expansión a Europa no parece ser una moda pasajera: a medio y largo plazo, esta forma de trabajar mejora la competitividad y aumenta las posibilidades de éxito, lo que se traduce en mayores oportunidades de negocio.

A continuación, te explicamos cuál es la labor de las empresas de outsourcing y cuáles son las ventajas de trabajar con ellas.

¿Cómo funcionan las empresas de outsourcing?

El outsourcing es un método de trabajo en el que una empresa delega algunas de sus funciones a departamentos externos u otro tipo de negocios que se dedican profesionalmente a ello.

Es decir, que una organización contrata a una firma para hacer algo en lo que su equipo no está especializado, como por ejemplo realizar las gestiones referentes a las nóminas de los empleados, el mantenimiento de los equipos informáticos, la gestión de sus instalaciones o la logística de sus productos.

El outsourcing también es muy habitual en el área de recursos humanos (muchas empresas “delegan” las labores de selección de personal a terceros) y en el sector del marketing (para realizar campañas de publicidad e incluso para acometer las labores de comunicación interna de la empresa).

Todas estas tareas pueden ser subcontratadas, o bien a un individuo independiente que trabaje como autónomo o bien a una agencia externa. Una tercera opción es contratar a las llamadas empresas de outsourcing.

Estas empresas ofertan una amplia gama de servicios integrales y pueden realizar gestión completa de un departamento concreto. Es más, incluso pueden asumir varias responsabilidades en un único contrato, algo mucho más ágil que tener que aplicar diferentes contratos con diversas empresas.

A nivel funcional, trabajar con empresas de outsourcing es muy práctico, lo que se traduce en una mayor agilidad y en una mayor optimización de recursos. O lo que es lo mismo, en optimización de tiempo y de dinero.

Pero sin duda, una de las principales ventajas de trabajar con ellas es el aumento de la competitividad: las empresas de outsourcing conocen perfectamente el entorno laboral y empresarial, y prestan un especial interés en estar a la vanguardia de sectores que evolucionan día a día (por ejemplo, la tecnología) y en servicios indispensables para cualquier empresa que desee ser competitiva.

Porque, aunque la reducción de costes sigue siendo el principal motivo por que las organizaciones externalizan algunos de sus procesos, cada vez son más las que ven en este método de trabajo una oportunidad para desarrollar su propio modelo de negocio, posicionarse en el mercado y dar un valor añadido a sus servicios. Y en todo esto, las empresas de outsourcing tienen mucho que decir.

Empresas de outsourcing: 5 ventajas de externalizar tus servicios con ellas

  • Posibilidad de encontrar soluciones a medida. Las empresas de outsourcing tienen la capacidad de externalizar todo un proceso o actividad. Por eso crean soluciones a medida que encajen con las necesidades de cada uno de sus clientes.
  • Asumen la gestión de sus propios servicios. Las empresas de externalización realizan el servicio para el que se les ha contratado y todas las gestiones asociadas al mismo. En este sentido, están comprometidas con los objetivos de la empresa matriz por lo que no son sólo proveedores: establecen mecanismos de mejora que garantizan la máxima confianza y transparencia en los resultados.
  • Mejoran y optimizan cualquier proceso a nivel técnico. Las empresas especializadas en outsourcing disponen de sus propios software e infraestructuras digitales de última generación. Esto es algo muy importante ya que es mucho más ventajoso contratar sus servicios que crear una unidad propia que ofrezca los mismos servicios, pero de manera más costosa en recursos económicos y personales.
  • Permiten que la empresa se centre en su actividad principal. Externalizar las operaciones menos importantes a nivel de facturación facilita que los miembros de la empresa focalicen sus esfuerzos y estrategias en aquellos procesos de negocio básicos y que le son más rentables, potenciando sus puntos fuertes y aplicando el talento y los recursos en sus áreas claves.
  • Aportan valor. Las empresas de outsourcing aportan a la empresa un valor añadido al mejorar y completar sus servicios, y al aumentar la eficiencia, productividad y competitividad. También facilitan que sus clientes mejoren su posicionamiento y se adapten a las nuevas necesidades del mercado global y en continuo cambio.

La externalización de servicios se consolida en toda una estrategia corporativa de grandes, medianas y pequeñas empresas, quienes han visto en las empresas de outsourcing una oportunidad para mejorar y profesionalizar todos sus procesos y ampliar su mercado.

Desde Grup Montaner ofrecemos servicios de externalización personalizados para todo tipo de organizaciones, y te facilitamos el acceso a la contratación de expertos especializados en los servicios que necesites de forma rápida y flexible.

Si tienes alguna duda, no dudes en consultarnos.